AMOR:El símbolo indica la perfecta armonía de dos partes. Representa el equilibrio que debemos guardar en nuestras relaciones personales, con los elementos del planeta y con el universo. Nos ayuda a trabajar con nuestra autoestima y con el amor que debemos profesarnos a nosotros mismos. Lo que nos llevará a tener relaciones justas donde no demos de más olvidándonos de nosotros mismos o bien adoptemos posiciones egoístas y de superioridad con relación a los demás. Si la observamos con atención esta runa nos muestra una figura muy sólida, que logra esa estabilidad gracias a la unión de las dos figuras que la forman, que inclusive pueden separarse; lo que recuerda que en la unión no se pierde la individualidad, se cede para crear algo mejor: el equilibrio que da la totalidad. El alcance sanador de este amuleto es ilimitado, ya que no solo permite transformar programaciones equivocadas respecto al amor de pareja y el universal, sino que permite que la fuerza del amor, la mas importante del universo, guíe nuestros pensamientos, emociones y acciones. Lo que nos proporcionará una capacidad de respuesta que incluya una actitud que integre en lugar de que separe. Usarla significa asumir el reto de pasar del miedo al amor. Derribar las barreras que hemos creado para protegernos, pero dentro las cuales hemos quedado prisioneros. Su acción liberadora nos permite disfrutar de la belleza y el gozo al sentir que somos parte de la vida. Mágicamente nos damos cuenta como por el solo hecho de haber nacido, tenemos derecho de amar y ser amados. Lo que es común para todos los seres que habitan nuestro hogar, que es nuestro planeta. Solo tenemos que elegir por el amor: dar amor y recibir amor; hasta el punto de entender que en las relaciones no hay límites, que no se sabe cuando acaba el dar y empieza el recibir, por que el acto de amor es un flujo continuo que no cesa jamás. Este amuleto puede usarse sobre el corazón, para sanar el dolor y el resentimiento y dejar espacio al amor. Puede colocarse en el lugar que permita que sea lo primero que veamos al despertar. Puede encenderse una vela con el amuleto rúnico diariamente por 15 minutos, haciendo una visualización del amor que nos profesamos a nosotros mismos y afirmando que la historia de amor mas importante, es la que tenemos con nosotros mismos.